LUNA NUEVA DE 30 DE AGOSTO DE 2019

Acabando Agosto, el viernes 30, a media mañana, Luna y Sol se encuentran en el cielo en mitad del signo sideral (astronómicamete hablando, real desde la posición de la Tierra) de Leo.

No sólo Sol y Luna se encuentran en ese punto, Mercurio, Venus y Marte (los tres planetas más interiores) se reúnen con ellos, muy cerca, como si de un encuentro programado, o una cita acordada se tratara. Las casualidades del cielo no son sólo tales y marcan olas energéticas y ciclos que nos influyen, normalmente de forma inconsciente.

Para hacerlos conscientes hablemos de  las energías sutiles que mueven este mes lunar:

Sol-Luna-Mercurio Venus y Marte son las energías más personales e individuaales de la carta.

La casualidad de este ciclo llevan a un stellium (unión de más de tres puntos-luminarias- planetas) de Sol-Luna junto a Mercurio-Venus y Marte, muy, muy unidos, en mitad del signo sideral, astronómico de Leo. Esta unión de energías tan poderosa, aspecta con varios puntos fuertes, es decir, su energía y significado simbólico interacciona con:

  • Urano en Aries. El eléctrico, rebelde e inesperado Urano que representa la mente colectiva, así como el Internet, la Verdad con mayúsculas (nuestra verdad interna) en Aries, está creando caminos y nuevas formas de pensamiento, movimientos sociales, grupales, culturales y económicos desde que transita por Aries, hace unos tres años. Ejemplo de ésto es el Big Data, una expresión de la mente colectiva.
  • Saturno equidista de ambos completando un triángulo equilátero en el cielo. Sigue en retroceso (aparenta ir en dirección contraria a la habitual) y está casi justo encima del nodo sur. El nodo sur y el nodo norte son puntos de corte de planos de la órbita de la Tierra respecto de la Luna, provienen de la astrología védica y allí se les denomina “cabeza y cola de dragón” respectivamente. Representan la afluencia de nuestras reencarnaciones, de las que venimos y hacia la que nos dirigimos. Plutón, lo oculto, une su energía a Saturno-nodo Sur. Así este punto de autolimpieza (nodo sur, de donde venimos) se activa poderosa y profundamente removiendo aquello que tenemos que limpiar, soltar, aceptar, según el caso. El Salón de los espejos del que hablaban los mayas refiriéndose a esta época es una expresión gráfica muy relacionada con el repetir, de distintas formas, con otros escenarios y actores, pero siempre el mismo conflicto simbólico.

La importancia de comprender el leguaje simbólico, viene de englobar y dar significado a lo que nos ocurre, al simplificar las apariencias.

Casualmente esta luna nueva, que impregna de su energía todo el mes lunar, de 28 días, forma dos grandes stellium, es decir, grupo de planetas y puntos múltiples, que unen sus energías, sumando fuerzas y simbolismos en una energía única y poderosa que forman parte, junto con Urano en Aries, del que ya hemos comentado más arriba, un Gran Trino.

Un Gran Trino es la figura más armoniosa que puede darse en astrología y éste concretamente representa oportunidades de crecimiento, inicios, pues está situado en el centro astronómico las tres constelaciones del elemento fuego, de todos los elementos, el más sutil.

Septiembre de 2019 va a ser un mes de oportunidades de apertura y de caminos nuevos.

En en el mes de septiembre tendremos oportunidad de poner la primera piedra de un camino importante, deseado, con potencia inicial. Alfa y omega se relacionan entre sí como todos sabemos y ésta es una de las bases, precisamente, de la astrología.

La energía del elemento fuego, yang y concretamente Leo, donde Sol y Luna se encuentran este mes, simboliza al Padre arquetípico. Cualquier experiencia vivida con cualquier tipo de autoridad, sea un jefe, un padre biológico o incluso nuestro concepto de Dios, este mes es un mensaje importante para este arquetipo de nuestro inconsciente.

También entra dentro del simbolismo del Padre, yang, el significado o hilo conductor que se va escribiendo en nuestra vida.

Este mes las energías favorecen el comienzo de empresas, deseos que se cumplen, destinos y anhelos.

Comienzos que ayudan a dar un paso más en el giro evolutivo de la vida y con una repercusión importante en nuestra historia personal.

En el mismo sentido las experiencias de este mes están también relacionadas con aquello que obstaculiza la expresión de la autoridad interior y la expresión de nuestro camino más verdadero.

Este mes se abren las puertas evolutivas anunciadas con los eclipses de Julio. Se materializan los cambios.

Aunque el conocimiento sea compartido (Era Urano-Acuario) la decisión es individual (Sol-Leo, su complementario). Este mes la energía pone el énfasis en esa decisión personal acumulada y sostenida en el tiempo de conseguir nuestras metas más profundas.

SÍMBOLOS DEL SOL– Padre, autoridad, jefe (aunque sea mujer) gobierno, Dios (como jefe supremo) guía, dirección, líder, león, marido (lo masculino en general) luz, dorado, lo externo, lo grande yang, fuego, corazón, centro, creador.

Si tienes experiencias significativas con cualquiera de las expresiones de este arquetipo o sueñas con alguno de sus símbolos en estos días, pon atención, especialmente este mes lunar, y, traslada dentro, lo que veas fuera.

Feliz Septiembre!.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s