LUNA NUEVA DE 17 ENERO 2018

En la madrugada  del miércoles 17 de Enero sobre las 3 de la mañana hora española, podremos observar la Luna Llena de este mes. Se produce a 2º 53 ´del sideral signo de Capricornio.

Se trata de la Luna Nueva previa al eclipse total de Luna que se produce en la siguiente fase, Llena. Su energía influye por lo tanto, también al eclipse.

Sol y Luna unidos exactos, muy cercanos a Venus, en el terrestre signo de Capricornio, nos traen un mensaje arquetípico referente a lo que simboliza Capricornio y a su elemento, la energía Tierra.

El elemento tierra y Capricornio representan la densidad física. No nos estamos refiriendo a ideas, intenciones o emociones. Bajamos a un nivel más denso, hablamos de las obras, los actos, lo que sucede, el resultado final o materialización real final de lo que hemos intentado, pensado, sentido y obrado.

Esta Luna Nueva, además de aperturar el ciclo mensual, también da comienzo a otro ciclo importante, otra fase o periodo superior, el del eclipse del próximo 31 de Enero hasta el próximo eclipse lunar, en Julio de este año.

El elemento Tierra tiene que ver con o físico: qué hacemos, con qué contamos, en el plano material. Nos referimos a aquello que está en nuestro poder materalizar y materializamos de nuestra mano.

Hablar de Capricornio es hablar de la conclusión. Es bajar a la Tierra, asumir el final.

Capricornio, simbólicamente representa la edad anciana, la última etapa de algo que siempre está relacionada con su inicio. La omega con el alfa. El mapa astrológico es una foto del cielo en el momento de nacer, de la primera toma de “tierra”.

Saturno, regente de Capricornio, es el planeta de los anillos, que lo circundan y/o limitan. Representa del ego la materia y su ADN. Lo que nos define, separa o diferencia.

¿Cómo nos podemos favorecer de este nuevo ciclo, no sólo mensual sino eclipsal hasta Julio de este Año? Atendiendo a lo que hacemos con nuestra energía Tierra. Atendiendo a nuestros actos reales. Veámoslo así: qué parte de lo que movemos, contruimos, fabricamos, tocamos, hacemos es coherente con nuestras metas emocionales y mentales o con lo que decimos que son nuestras intenciones y qué parte sirve a otro u otros destinos, sin importar el por qué. En estos casos es más importante el para qué.

Que las cosas fuera se materialicen o no, se densifiquen o no, depende de lo que nosotros mismos hacemos que se materialice en este mundo para nosotros mismos. Si nosotros no lo hacemos no tiene sentido esperarlo de fuera.

Venus está unida al aspecto, por eso es importante también: qué contratamos, con quién, qué pagamos, valoramos, firmamos, acordamos, decidimos, apoyamos. Y en la parcela personal: tocamos, acariciamos, abrazamos, sostenemos..

Saturno, o Capricornio, manifiestan una energía fría, seca. Cuando Saturno influye viene frío, nos enfrentamos a los resultados, a aquello que está de nuestra mano e hicimos o no hicimos, a la conclusión. Como decía Shakespeare, “lo que concluye bien, es bueno”.

La frialdad de la realidad: enfrentarse con lo que hacemos día a día, paso a paso. El tiempo es también un arquetipo saturnino o capricorniano.

La energía tierra es la más densa de los 4 elementos. A más densificación, más lento aparenta ser el resultado de ese elemento o forma de energía, pero no deja de tener un peso específico, en este caso, intenso, densificado.

El miedo inconsciente a falta material: de comida, de dinero, inducen a una compensación en el mismo nivel, de su mismo elemento tierra. Algunas obesidades patológicas tienen que ver en su origen emocional con ésto, con guardar reservas extras porque escasea una parte material. Todo lo relacionado con esa obesidad, por ejemplo el número de kilos, coinciden con detalles de la pérdida simbolizada que, aunque sea nuestra puede ser intensificada por una experiencia traumática de nuestro árbol genealógico.

El tiempo es oro, tiene un valor. Saturno tiene un gran valor, representa la diferencia entre el Estar o no Estar.

Decisivo, disruptivo, contundente. El  DINERO, otra energía tierra, dador de vida y de poder.

Las lecciones terrestres, son para Maestros. Hay dos arquetipos astrológicos de los Maestros. Uno es Júpiter, una especie de Big Data global, y otro es Saturno, el Padre del Karma, Señor de la experiencia, Dueño de los resultados.

EN RESUMEN si buscamos armonización con las energías de la primera parte del Año 2018 (ampliamos el mes lunar por el eclipse al semestre) empezaremos a ser conscientes de lo que realmente estamos haciendo, a qué dedicamos nuestras acciones físicas y materiales y observaremos qué efectos materiales/reales tienen éstas en nuestro universo circundante y qué energía hemos puesto con nuestros actos en el apoyo de nuestra propia felicidad.

La mejor forma de materializar nuestros deseos, es ser coherentes con ellos desde nuestro elemento tierra.

FELIZ ENERO Y PRIMER SEMESTRE DE 2018!!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s