LUNA LLENA DEL 20 DE JUNIO DE 2016

Se produce a las 13 h, 2´, hora española. En España en ese momento, el Sol se ecuentra casi en el centro de la cúpula del cielo y la Luna por debajo del horizonte, por lo que no se verá a simple vista en el momento exacto de oposición. Sí desde otros países.

La posición de los planetas en las casas, y por lo tanto el lugar relativo, varía de un lugar a otro del mundo, lo que apenas cambian son los aspectos y el lugar que ocupan los planetas en el zodiaco o signo, por lo tanto, haremos una diferenciación entre lo que corresponde a España con respecto a lo que ocurre en el resto del mundo ya que no cabe levantar un mapa para cada país.

  • GENERAL: Sol en Géminis en conjunción-unión a Venus en oposición a la Luna en Sagitario. La energía sutil (Sol-Padre) está en el signo de la comunicación, los encuentros y la mente consciente, junto a Venus, el planeta del amor, los valores y la armonía. Es el momento de concretar, acordar, comunicar, firmar, contratar, de forma armónica con nuestro Ser. Esto no quiere decir que todo lo que manifestemos sea bello respecto de la forma. Con quien debemos armonizarnos es con nuestros valores internos. Es el momento para manifestar armonía y coherencia con nuestro Ser.       Por otro lado, la Luna se expresa a través del arquetipo jupiteriano, la mente inconsciente, el hemisferio derecho, lo global, simbólico, el sentimiento de unidad con el todo.  Ambos polos, Sol-Luna manifiestan comunicación, una consciente y otra inconsciente. Ambas dos deben ser armónicas con nuestros verdaderos valores.           Hay una gran cruz en el cielo, formada por Júpiter en Leo, Neptuno en Acuario, Saturno en Escorpio y Mercurio en Tauro que nos recuerda el eclipse previo a 2012, predicho por los mayas. También puede representar los 4 poderes fácticos: religión (Leo), política (Acuario), economía (Tauro) y sanidad (Escorpio). Una cruz en signos fijos que nos avisa del movimiento de energías de la cruz se expresará en situaciones, ideas, creencias, mantenidas en el tiempo, establecidas. Hay cambios a la vista que se inician en estos meses. Entre los actores de la cruz, observamos a Júpiter, que de vuelta, en su movimiento directo. después de su retrocesión vuelve a pasar muy cerca del nodo norte, en Leo, a menos de un grado, recordando que la forma de evolucionar en estos tiempos tiene que ver con escuchar la propia sabiduría, tener en cuenta la propia divinidad, nuestra capacidad de creación. Es el momento de volverse resonante y armónico internamente. De comunicar lo que somos, de diferenciarnos del resto si hiciera falta, de elegir. Todos los planetas que componen la semicruz son planetas lentos, salvo Mercurio en Tauro. Una semicruz de larga duración que se activa cada vez que un planeta rápido la completa, como ocurre durante esta luna llena. Esta semicruz pide un dejar atrás energías de manipulación, engaño, ignorancia, tanto interna como externamente. Leyes, encuentros, firmas, acuerdos, toda manifestación de comunicación consciente entra en la rueda energética en esta luna llena y es puesta a prueba. Marte, potente y retrógrado hasta el día 30 de este mes, anuncia acciones importantes que serán revisiones de actuaciones pasadas o nuevos intentos de acción pendiente.

 

  • EN ESPAÑA no hay ningún planeta especialmente poderoso aparte de Marte, salvo la luna, que está en la IV, su casa. Muchas resistencias al cambio, simbolizadas por Saturno en Escorpio en el fondo del cielo, a nuestros pies. Hay mucha energía establecida que transmutar. El camino de evolución es representado por Júpiter en el ascendente. Se trata un camino particular, individual (Leo), frente a Neptuno en el nodo sur, (de dónde venimos) en Acuario, influencia de los otros. Las votaciones del 26 día en este sentido son papeles, comunicaciones. Para poder tomar una decisión acertada hay que tener en cuenta todos los puntos de la cruz y contar con la sombra, lo que no se ve, el lado oscuro, particular y social que se suele obviar porque su transmutación implica un enorme gasto de energía, pero, que si no se transmuta acabará manipulando el resultado. como una inercia (Saturno). El gobierno, las emociones del pueblo, la emotividad (casa IV) piden cambios, si es necesario, desde la misma raíz, entrando en profundidad (Escorpio), hasta el subterráneo o inconsciente. Todo lo que no se ve, adquiere poder por el hecho de no ser percibido.

En resumen, en esta luna llena se manifiesta una gran energía que debe ser usada para aclarar y manifestar nuestros valores de forma armoniosa con lo que sentimos realmente, profundamente, evitando manipulaciones y creencias erróneas tipo sacrificio y victimismo, enfrentándonos o diferenciándonos de otros en caso necesario, firmes.

Manifestar nuestra divinidad pasa por, en caso necesario, expresar discrepancias o tomar posturas distintas, eligiendo ser coherentes con lo que sentimos, es decir, tomar nuestra ecuación de decisión para cambiar nuestro futuro en el presente continuo, creando nuestro universo de forma consciente al ser coherentes (Júpiter en nodo norte, Leo) Es momento para armonizarse por dentro, reconocerse, darse “valor” a uno mismo y manifestarlo así. Reconocerse a uno mismo es el primer paso para reconocer al otro. La libertad y el respeto por el libre albedrío propio y por añadidura, ajeno, es una elección interna.

El conocimiento de la capacidad de crear nuestra experiencia vital es la mejor filosofía o religión posible (Júpiter en Leo en nodo norte). Sólo desde la libertad más plena, nuestra divinidad, puede manifestarse el amor (Venus conjuncion Sol).

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s